Podenco Andaluz

Podenco Ibérico, Español y Andaluz son tres denominaciones para el mismo grupo de perros podencos peninsulares, con características funcionales y morfológicas bien definidas.

Diferentes de los podencos insulares (Ibicenco y Canario), así como de otro grupo de perros extranjeros de tipo podenco (Portugués, Cirneco dell'Etna).
Cualquier cazador sabe lo que es un "podenco del terreno", no en vano lleva años seleccionando empíricamente: de forma general lo definiría como un perro autóctono de orejas erguidas y que caza, dándole a esta actividad el más amplio sentido.
Por eso a muchos les ha pillado desprevenido la polémica sobre nuestros podencos y se encuentran en un mar de confusiones. Es el momento de aclarar conceptos y tal vez este artículo pueda contribuir a ello.
La clasificación didáctica que en 1982 diera el conocido cinófilo D. Raúl García Bengoechea sobre el Podenco Ibérico autóctono español, dentro del I Symposium Nacional de Razas Caninas Españolas, en su ponencia titulada "El podenco Ibérico" refleja con detalles lo ya descrito en sus artículos "Generalidades sobre el Podenco", "El Podenco Ibérico Medio" y el "Podenco Ibérico Sedeño", publicados en la revista Caza y Pesca en 1961. Para el aficionado la lectura de estos trabajos ayuda a situarle en la realidad de nuestros podencos. Sin quitar el indudable mérito de dicha clasificación, faltan datos científicos que corroboren esa división del Podenco en tres tipos, atendiendo a la talla (pequeña, mediana y grande) con tres variedades de pelo (corto, duro y largo).
El estudio biométrico y funcional acredita la raza, esa es su esencia". Según este criterio tan sólo dos razas de nuestros podencos de Andalucía se han estudiado en profundidad: el Podenco Ibérico tipo rehala y el Podenco Andaluz Malagueño.

0 comentarios
Compartir:
Escribe tu comentario!